[ - ] [ resetear ] [ + ]

Capítulo 52

Capítulo 52: Para romper esta cadena de odio

 

Recibiendo una curación de Til, mis heridas fueron recuperadas.

Sintiendo la parte de atrás de mi cuello, realmente se ha ido.

...las que quedan en mi corazón.

No, en términos de corazones marcados, Klan sufrió la lesión más seria.

¡No, no, yo también fui una víctima!

No malinterpretes esto, ¿no?

El autor fue Libra.

¡El delincuente, Libra!

Estos son los hechos importantes!

 

"...que estas cosas sucedan en el centro del campo de batalla. Qué indiscreción".

 

El Klan emitió una voz enfurecida mientras se separaba un poco de mí.

Y de estos caminos, mi corazón recibió daño...

¡Porque cuando me acerco el Klan me mira fijamente!

...siendo odiado por Klan, ¡no quiero esto!

 

" También joven noble, no te enfades con ella. Fue el efecto de Charm Magic, digamos. Yace siendo mordido por un perro, para descansar, y estará bien."

"... lo entiendo. Entonces, entonces, aplicar la adecuada Declaración sería muy apropiado".

" ¡¿Declaración?!"

 

Con eso, una sentencia extremadamente seria fue hecha con una voz tranquila y sin cuidado, hablada como un monarca despiadado también conocido como malvado!?

 

"...¿Qué fue eso? ¿Declaración? Claro... Lo usaré entonces, wa."

 

Klan, sosteniendo su cuello, llevaba una sonrisa malvada mientras se volvía hacia mí.

Qué debo hacer, sin duda tengo un mal presentimiento....

 

" Querida, querida. Debido a mi barrera, ¿no es bueno que una persona no pueda ver esta payasada?"

 

No lo llames payasada, por favor.

 

"Eso es... ¡De todos modos! ¿Era verdad que un dragón apareció en la capital real?"

"No hay necesidad de preocuparse, el incidente ocurrió en las calles fuera del condado. Ya se ha limpiado todo".

"Esta es la[Hielo y Nieve]..."

 

Con una expresión compleja, el Klan miró a Til.

 

"Ahora bien, una vez que la barrera sea eliminada, diríjanse al campamento. Después, haz lo que quieras".

"...Los vientos están decididos, pero aún estamos en medio del combate. ¿Podemos no tener un préstamo de tu poder?"

 

"Tonterías... esa clase de matanza masiva, sería un recuerdo amargo."

 

Til let out a lamenting laugh.

"¡Sin embargo...!"

"¡Klan! " ¡Por favor, no empujes a Til!"

"Eso, no fue... no, muy bien. Entonces abandonaré mi espada mágica también, wa."

 

Junto a la cintura, donde un estoque era llevado por la empuñadura, el Klan aflojó el agarre y reflexionó.

 

"Ku, te falta experiencia."

"Wa, wa-"

 

Me golpearon la espalda.

Eso duele...

 

"Sin embargo, pondré más o menos esperanzas en ti... La nieta de Romus. Muéstrame, si acaso, si el mundo ha crecido, ¿podrías?"

"Bruja de hielo y nieve, tú..."

" Aquí", nos vamos."

 

Con el chasquido de sus dedos, el mundo aislado por la cúpula de hielo fue demolido y despareció.

Al mismo tiempo, la gente que estaba en la base de la estructura de hielo, el Klan y yo, fuimos atendidos.

Luego, a los cielos, nos llevaron.

La magia de Til es realmente genial.

Es algo por lo que anhelar, ah.

 

"- Tienes mi gratitud, wa."

 

Con esas palabras, Til se rió de mí.

Con esto, podría ver un buen final para el levantamiento de Ostia.

Después de eso fue...

 

 

 

 

 

 

Poco después de ser recogidos por Til, hicimos nuestra llegada al campamento ubicado en la base de la colina.

El bienestar de Klancesca y la recuperación de su superioridad en la guerra fueron recibidos con tropas que estallaron de alegría.

Inmediatamente, el Klan comenzó a estar con las tropas, luego a administrarlas hasta el final, y sólo se separó por un momento para empezar a reunirse sobre toda la situación.

 

"...tienes un olor, Alice." (O "no huelas/no apestes")

"Lo sé, Til. Por favor, cree en mí."

"Fh~un, de acuerdo. "Iy' se marchará."

"Sí, muchas gracias. Aunque resultó que no soy bueno cuando Til no está aquí".

 

Perezoso, desconfiado de los humanos, aspiraciones rotas que nunca se manifiestan, mi maestro, a quien sin embargo amo.

La parte que la sostiene es lo que me encanta.

 

"Confiar en Iy' para siempre, eso me molestaría mucho."

"Si dices eso, confiaré en ti para quién sabe cuándo."

"Kuh, qué lindo mocoso... con eso."

 

Riendo a carcajadas, Til partió de nuevo hacia la capital por los cielos.

Til es increíble.

No necesita un caballo, ella sola.

El yo bloqueado, que no puede volar por los cielos, haciendo negocios yendo al suelo.

Por ahora.

 

"Ojou-sama... gracias a Dios que estáis a salvo."

"¡Alice-san! Qué alivio, nyaa..."

 

Después de despedir a Til, desde la tienda aparecieron Ilya y Saira.

Ambas llevaban un traje médico que consistía en un delantal blanco.

Además, los delantales tenían sangre.

 

"Ese traje..."

"Saira dijo que tenía que hacerlo sin importar lo que pasara."

"No puedo participar en la lucha, al menos podría poner un gran esfuerzo en salvar a los que lo hacen..."

 

Saira...

Esta chica es muy bondadosa.

El trabajo de un médico no debe ser divertido.

En medio de gritos agonizantes, heridas grandes y pequeñas en los soldados, haciendo lo que se puede hacer.

Las palabras son fáciles de decir, fáciles de imaginarte en el acto.

El trabajo en sí, no todo el mundo puede hacerlo.

 

"Has dado lo mejor de ti, ne."

 

Acaricio la cabeza de Saira.

Saira estaba inquieta y parecía confundida, y agitó la cabeza.

 

"Los que hicieron lo mejor que pudieron, fueron los que estaban al frente de la batalla, Alice-san, los soldados-san, nya..."

"No, los del frente, los de atrás, hicieron lo mejor que pudieron, y trajeron la victoria a nuestra costa. Por eso, Saira, lo hiciste lo mejor que pudiste, te diré que era muchas veces lo que necesitaba".

 

Tal vez no podamos elogiar la guerra en sí.

Pero esta guerra era una lucha necesaria.

Como dijo Klan, simplemente no hay forma de que ceda ante el terrorismo.

 

"...Alice, siempre complementándome, harás que mi corazón se caliente... ¡ah! ¡No, este no es el lugar para llorar, nya! Todavía lo tengo, ¡pero todavía tengo mucho que hacer!"

 

Dicho esto, la confundida Saira se fue a la izquierda regresando a su tienda.

Saira...

Las cosas que hace Saira, deben haber llegado a todos los corazones humanos, creo.

Debe haber sido así.

 

"Ojou-sama..."

"Del dragón blanco, yo no lo maté, Ilya."

 

Ilyá se desabrochó el delantal y estaba a mi lado, pero se abstuvo de estar cerca.

"Yo mismo... No tengo afecto persistente. Ya no hay lugares a los que volver".

"¿Eh, ninguno? Ilyá debe estar a mi lado. ¿No es suficiente?"

 

El reflejo de los ojos de Ilyá brillaba.

No es algo que vea mucho.

 

"--Ojou-sama, es la persona culpable. Si no pararas aunque tuvieras que luchar contra un pariente. Es ese tipo de sentimiento".

"Si tal cosa ocurriera en la realidad, me detendría, ne."

"Huhu, tengo que hacerme más fuerte. No puedo perder contra esa Onee-san."

 

Shion-san, eh.

Pero, no hay nada como ir, y tratar de matar a Shion-san, o al viejo, creo?

Si alguna vez ocurriera una situación así... veamos.

Nuestras vidas no serían intercambiadas una por otra, pero nuestros puños serían los que hablarían.

...Hm?

Qué raro, la imagen que flotaba es la de un anciano muriendo de un solo golpe.

¡Descansa en paz, viejo!

 

 

Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

 

 

De repente, un cuerno resonó.

Lo que significaba... era que se acercaba el peligro.

El campamento que estaba probando la victoria justo delante de ellos, todo tensado mientras se preparaba.

 

"... Ha llegado, ne."

"Entonces Ojou-sama, en mi lugar por Saira."

"Ehh, un placer, ne."

 

Viendo a Ilyá irse, me concentré en la bocina.

Los guardias de una forma u otra van a pelear--

- Era sólo cuestión de tiempo antes de que se abriera paso.

Qué conversación más extraña.

No hubo error en pensar que Klancesca estaba distribuyendo a los guardias.

Algo amenazante no puede ser fácilmente desplegado y se acerca.

 

"¿Por qué ahora ha pasado algo tan oscuro?"

 

Mis piernas se dirigieron hacia donde estaba Klancesca, la punta de la colina.

En este mundo, dirigiéndose hacia el lugar con una corazonada, el lugar más probable para que las cosas sucedan.

Sí, sólo una muy... mala corazonada.

 

 

 

 

 

"¿Qué quieres decir, Paru?" (Corregido de Pal del Cap. 48)

"Princesa, todo nuestro campamento ha sido completamente rodeado. Es nuestra pérdida absoluta. Ya que hemos llegado a esto, ríndete honorablemente."

 

El mayordomo habló con todos los respetos con voz clara, se sintió como un mal chiste y dejó una sensación de vacío.

A mi lado, la digna y transparente Klan estaba de pie.

 

"Alice..."

 

Klan llevaba una cara, que no podía entender la situación actual.

No... tal vez, Klan lo entiende.

Pero ella simplemente no lo reconocería.

Para mí, si fuera Ilyá, si me dijera que me traicionó, no podría ni siquiera pensar.

Desde entonces, mi papel ha sido apoyar la moral de la gente.

 

"¿Has sido tentado por Libra, Butler-san."

"No tiene relación con eso, Relámpago Plateado. Este es nuestro deseo más querido. El derrocamiento del reino, la lealtad a la república. Entonces con eso, esta guerra sin sentido terminará".

 

Lo dejaron salir, sin ninguna razón para mantener nada oculto.

El cutis del Klan se puso mal.

Enojada, Klan estaba lista para usar su espada mágica.

"... hice algunas investigaciones por mi cuenta. La familia acomodada que compró a la Bestia -humanos esclavos de combate- no era ni Ostia ni Sacramento. Fuiste tú, el administrador de Wilmington, Paru Shiusu."

 

Desde donde estaban los soldados, vinieron los gritos. Pensé que los ritmos humanos estaban atacando. En respuesta a mis palabras, el mayordomo no cambió de expresión.

 

"El francotirador en el hotel, yo no era el objetivo. Fue Klan, ¿no? Cuando me acerqué a las ventanas, en un momento, nuestros ojos se encontraron, ne? Quizás, entonces esperaste a que Klan y yo nos pusiéramos en línea, para que pudiéramos ser subyugados al mismo tiempo, ¿eso suena bien?"

 

"Te felicito, Relámpago Plateado. Como pensaba, tu cabeza se mueve bien."

 

De la cintura, el mayordomo desenvainó un sable.

Klan aparentemente no se movió.

Como si estuviera protegiendo su espalda, el mayordomo se dirigió hacia Klan.

 

"Mis dudas empezaron, sólo cuando me encontré y vi a ese hombre en el callejón trasero."

 

Ese hombre de rasgos delicados.

En ese momento, no pensé que fuera nada especial.

Ese tipo de persona guapa, no pensé que significara algo.

Pero... con la revuelta que tuvo lugar en la capital, me apoderé de la verdadera forma, las motivaciones fueron puenteadas.

 

"Tú... eres un hombre-bestia".

"--eh?"

 

Klancesca se sorprendió.

La cual ella entonces, miró a la cabeza observando.

Donde ella miraba, no había `orejas' que las humano-bestias notoriamente tenían.

De ninguna manera--

 

"Como has adivinado, no tengo las orejas... fueron terriblemente arrancadas, ne."

"――――!"

 

La tez de Klancesca se deterioró.

Muy... más allá de la redención.

 

"Todas las palabras que se dicen las entiendo a través de la lectura de labios. Porque el sonido no puede llegar hasta mí. Otra de mi propia voz, no poseo el oído."

"Eres muy hábil para hablar, Butler-san."

"Te lo agradezco, Relámpago Plateado."

 

El motivo, fue dicho por los caballeros de cara bonita.

Justo como él dijo.

Su razón para pelear.

Desde el campo, más gritos vinieron de no combatientes. Me rompí el corazón.

 

"Así que... ¿crees que pensabas que te perdonarían por las cosas que hiciste?"

 

El asesinato, la incitación al odio, el ataque sorpresa.

¡Esas cosas no son parte de la guerra!

 

"Sus normas morales deben ser sacudidas. Regreso por lo que se hizo. La arrogante especie humana, su actitud, estas cosas que estoy devolviendo no son demasiado."

 

Entiendo las cosas que dice.

Simpatizo con las cosas que se hicieron.

Pero, este método de cambiar un reino, sólo dejará a la gente del reino con odio.

El odio de la gente que acaba de ser conquistada no desaparecerá fácilmente.

La historia de "El Otro Mundo", es todo lo que necesitas como prueba...

 

"Así que, hazte a un lado Relámpago Plateado. La cabeza de la princesa, la decapitaré."

"Paru..."

 

Princesa, ¿eh?

Este mayordomo miró al Klan con discernimiento, su resolución no tenía mala voluntad.

 

"- Ya la has oído,'hermana mayor'. No complicarás las cosas más de lo necesario, ¿eh?"

"...Una persona obstinada, ne."

 

El hombre de cara bonita puso su espada larga sobre su hombro, y se acercó.

En el centro de la verdadera forma de la guerra, el conductor era este caballero.

O, ¿es esta batalla y su sake una parte oculta de la guerra.

De cualquier manera, algo no está completo.

 

"¿Dejarás que se pierdan inútilmente vidas civiles no combatientes, has tomado ya una decisión, Princesa?"

 

"I'"

 

A sus espaldas, busqué las manos del Klan y las sostuve.

Tenían frío.

Como si quisiera calentarlos, los agarré con fuerza.

 

 

" - Más aún, dar mi vida fácilmente nunca sucederá, wa."

 

¡Bien dicho, Klan!

 

"No me importa, entonces, te mataré."

 

Los caballeros corrieron hacia mí.

Como siempre, rápido.

El mayordomo era astuto al sostener un sable bajo su axila.

Klan, no ha desenvainado su espada.

Si sólo soy yo, no hay forma de que pueda cubrirnos a las dos.

 

--¡Pero!!

 

"¡¡¡¡¡Apunten!!!!!

"----Roger, apunta y dispara."

 

Se ordenó una piedra mágica a través de instrucciones, obedeciendo y activando inmediatamente un campo.

 

"Naa!!"

"Kuu!"

 

Desde el cielo, pares de flechas de relámpago bombardearon.

Fueron un éxito asegurado.

A esa distancia, atacarán todo lo que esté fuera de mí y del Klan.

Zigzaguear como entrando por el agujero de una aguja era la habilidad de un genio.

 

"Este, .... "

 

El lugar atacado se convirtió en escombros, la cara del mayordomo que yo creía que había sido golpeado permanece.

 

"Ya veo, lo sé muy bien, ¿lo sabes? Tu habilidad."

 

Umm, esa habilidad para disparar que pasó, ¿no?

 

"Pensé que habías muerto..."

"Seguramente, lo estoy ocultando."

 

El recado al que envié a Ilya, fue todo por esto.

 

"...molesta,'hermana mayor'. Seriamente un revés."

 

Flechas de relámpago que Saira creó.

El equipo para la habilidad de tiro... era de un solo uso.

El cuerpo que persistió después de ser traspasado, gimieron suavemente los caballeros derrotados.

 

" --- ¡¡Sin embargo!!!"

"¡¿Qué...?!"

 

Antes de que me diera cuenta, su mano se agarró al suelo y chisporroteó arena cegándome. La persona a la que le hice el casting. Ahora mis manos están arriba protegiendo mi cara.

¡En serio, tenaz y testaruda!

 

En ese instante.

 

Ya estaba vestido de relámpago, listo para repeler cualquier tajo con repulsión... ¡Dispara!

Los caballeros pasaron bajo mi brazo.

¡Rápido!

¿¡Era ahora el más rápido!?

¡No puede ser el objetivo!

¡El objetivo...!

 

 

 

"Noooooooooooooooooooooooo!!!" (「ダメええええええええええ!!!)

 

 

 

Algo saltó delante de Klan y fue... ¡Saira!

Una situación en la que nadie tenía la expectativa de pensar, sólo una persona reaccionó.

Se podría decir que la forma en que Saira se movía en ese momento era piadosa.

Un súper genio, una reacción impensable.

Llegando aquí, ya pasando por la situación.

Delante del Klan, Saira extendió un brazo, lista para bloquear la espada larga recibiéndola.

Aunque ella es piadosa, ¡Saira no puede tomar algo así!

¡Este caballero no se perdería esta oportunidad ni una vez en mil años y la tiraría a la basura!

¡¡Saira!!

 

"¿Eh...?"

 

La imagen de Saira de ser cortada fue interpretada en mi cabeza, pero la escena fue sorprendentemente diferente.

 

"--ts"

 

Aquel caballero, apretando los dientes, que blandió su espada larga con toda su fuerza, fue detenido a la fuerza contra su voluntad.

 

"-Ku-haa..."

 

No, eso está mal... en el estómago, fue perforado por una daga.

 

"- La venganza ha sido devuelta, zo."

"¡Solt-san!"

 

Probablemente viniendo del campamento vestido de negro, a quien pertenecía la daga.

 

"Ha... es hora de pagar..."

 

El caballero murmuró en voz baja para sí mismo mientras se desmoronaba.

 

"Ah, aa..."

 

Después de haber experimentado el evento, Saira se puso débil de rodillas, sus piernas temblaban.

Y aquel caballero de ojos vacíos le sonrió como si le hubieran contado un chiste.

 

"No te equivoques, no te arrepientas, estaría bien... bleh-" (げほっ)

 

Los caballeros escupen sangre.

Las heridas son profundas.

 

Una herida mortal.

 

"Conocer a los buenos humanos, ..., fu, es algo bueno, ¿no es así, ...."

 

Los ojos de los caballeros se encontraron.

Me recuerda a la calle en Rufin, donde mi pecho se apretaba y retorcía.

La sonrisa del caballero flotó.

Con cara de engreído y guiño.

¿Por qué...? ¿Se siente como si se le estuviera confiando a Saira, ese tipo de sentimiento.

...Justo ahora, fue porque fue golpeado por el tipo vestido de negro, que se detuvo, ¿cierto?

Eso no es lo que siento.

 

"...ha, mierda, un lugar donde nadie sabe y no el campo de batalla ---- para morir, para ir, ne..."

 

La cara tranquila... los caballeros se fueron a dormir.

Y Klan puso una mano para calmar al Saira que había estado temblando todo el tiempo, todo su cuerpo.

Saira se sorprendió y luego la acarició. Con eso, el Klan siguió adelante.

 

"- - Paru Shiusu, ¿su espíritu fue puesto a descansar?"

"Parece que la mente está clara, Princesa."

 

Los caballeros no deberían tener resistencia, pensé.

El mayordomo, como un fantasma embrujado, contestó desapasionadamente, siendo tratado por el soltero y en el suelo todo este tiempo.

 

"Ya veo, seguro que estás y has estado conmigo por mucho tiempo, Paru."

"Soy indigno de esas palabras. La primera vez que nos conocimos, no era más que un vagabundo."

"En aquellos días, ¿estabas pensando en matarme?"

"Sí, pero para ser justos, no por matar a la princesa. Era para arrebatarle el poder al pueblo, ese negocio".

"La muerte de Padre y Madre, ¿fuiste tú?"

"Sin embargo, está equivocado... No puedo decir con certeza si lo he hecho o no".

"¿Por qué, no has intentado matarme hasta ahora?"

"Maria-dono, estaba allí. Nunca pude escapar de sus garras. Lugares donde sus ojos no son vigilados son un mito, no había opciones."

"Y ahora, ella se queda en la capital, haciendo que este sea el momento."

 

Klancesca sacó su espada.

 

"- ¿Tienes alguna palabra más?"

 

Ante esas palabras, el mayordomo dirigió sus ojos cerrados más allá a sus hermanos -- y luego a Saira.

 

"Te pido, concede a mis hermanos un corazón misericordioso."

 

Sin sentido de deuda ni obligación -- murmuró humillantemente el mayordomo.

 

Ante esas palabras, Klancesca verdaderamente mostró sinceridad mientras inclinaba la cabeza.

 

 

 

 

"Esta cadena de odio, Paru Shiusu, iba a ser tu destino como su poseedor y será cortada. De ahora en adelante, me volveré absolutamente en contra de la discriminación de tus hermanos."

 

 

"――――Su Alteza, Princesa del apasionado Ducado, tiene el mayor rango de aprecio que se puede ofrecer".

 

 

 

 

El tranquilo y sonriente mayordomo, por una espada mágica sostenida por Klancesca, fue apuñalado――――

 

 

 

 

 

 

__

"El que paga al flautista elige la melodía." - un dicho sobre las opciones.

El tipo vestido de negro - es Solt